El conocimiento de la flora apícola constituye la información básica necesaria para determinar el potencial productivo de la apicultura y calidad de mieles en una región.

por Rafael Fernández Nava